La hipnosis Ericksoniana y el aporte de la DBM®.

La hipnosis Ericksoniana y el aporte de la DBM®.

¡Inscripciones abiertas!

PRÓXIMO SEMINARIO EN ALICANTE - Introducción a la HIPNOSIS ERICKSONIANA

FECHA: sábado 25 y domingo 26 de marzo de 2017

Milton Erickson dignificó el rol absurdo que muchos daban a la hipnosis -de espectáculo circense, de show de tv o de teatro de variedades- utilizándola como un elemento clave dentro de una eficaz metodología terapéutica.

Para la mayoría de nosotros es muy difícil desasociar la práctica de la hipnosis de situaciones en las que predomina el absurdo o el espectáculo; nos resulta complicado olvidar a un señor comportándose como canguro o silbando como un canario bajo la estricta instrucción-orden del hipnotizador.

Milton Erickson logró reposicionar a la hipnosis. En tal sentido, intentaremos poner un poco de luz sobre el tema con ayuda del modelado que realizó John McWhirter, modelador conductual por excelencia, sobre el trabajo de Erickson.

Veamos un ejemplo para comprender:

Supongamos que un oficinista, a punto de salir de casa, contemplase el amanecer y, viendo el cielo nublado, lluvia, y sintiendo frío, concluyese: “día horrible”. Ahora bien, si el observador fuese un campesino padeciendo la sequía, ante la misma situación exclamaría: “bendita la lluvia”. Son dos actitudes y culturas distintas, dos maneras de percibir y de juzgar un mismo hecho.

Analicemos estas dos acciones: la primera es lo que vemos, oímos, sentimos, olemos y degustamos. La segunda es el sentido que le damos a lo que percibimos, y ambas están condicionadas por patrones culturales, valores e ideología del observador. Gran parte de esto lo hacemos de manera inconsciente, automática e instantánea y según el resultado, nos sentiremos y/o funcionaremos mejor o peor.

Lo importante, a lo que vamos, es que Milton utilizaba la hipnosis para comunicar con la mente completa de sus clientes (consciente e inconsciente) y así podía “reprogramar” conductas, pensamientos y sentimientos con la finalidad de que pudieran mejorar su calidad de vida.

Básicamente con la hipnosis inducía al trance, modificando el balance consciente-inconsciente. Luego de ello, hacía lo más importante: la terapia, en la que llegó a ser un genio. Si volvemos a los ejemplos, podemos entender que la realidad es la que es (está nublado, llueve y la temperatura es una); sin embargo, lo que está a nuestro alcance para cambiar es el sentido o significado que le damos a esa realidad, a efectos de poder funcionar mejor en ella, más eficaz y felizmente.

No obstante, Erickson fue más allá, y además de atender al cliente como un todo (un sistema cuerpo-mente, consciente-inconsciente); lo atendía como Ser único (y no como categoría terapéutica, o clasificación según teorías) y en los distintos entornos y situaciones en los que se movía en su vida.

Es uno de los motivos por los que John McWhirter se interesó fuertemente en la habilidad hipnótico-terapéutica de Erickson: por cómo atendía, entendía y respondía a la complejidad de cada persona en su relación consigo misma, con su familia, la comunidad y el mundo. Erickson demostraba una gran flexibilidad a la hora de trabajar con distintos clientes y en una gran variedad de entornos. Con la metodología de modelado DBM® se modeló la perspectiva total de Erickson con respecto a sus clientes, más que un área específica de su trabajo.

Si percibimos a Erickson como un modelador naturalmente habilidoso, entonces podemos comprender su falta de necesidad de aferrarse a teorías fijas.

Una de las claves del modelar de Erickson es, justamente, que modelaba la realidad del cliente; no aplicaba teorías o modelos pre-fabricados. Él se sentía cómodo sabiendo que no sabía nada al empezar con un cliente. En aquellos años de más autoritarismo, también se sentía cómodo influyendo en la gente, incluso dándoles instrucciones sobre lo que tenían que hacer; se sentía cómodo con sus pacientes y sus familiares, incluso yendo a restaurantes y a otras reuniones sociales con ellos.

Tenía una gran apertura mental y una gran implicación vital para explorar la naturaleza de la mente humana y la vida en general. Le daba gran importancia a llegar a comprender el procesamiento inconsciente, así como a la coordinación y armonización de la persona como un todo, moviéndose en diferentes entornos.

Erickson se sentía cómodo explorando, formando hipótesis y comprobándolas, descartándolas o puliéndolas hasta llegar a comprensiones certeras que posibilitaran cambios útiles y desarrollativos. Él estaba interesado principalmente por entender cómo funcionaba la persona y en qué hacer para facilitar que cambiara a mejor. Operaba desde una comprensión profunda de lo que la gente sentía, pensaba y hacía; construía un modelo (comprensión) para cada persona.

Erickson como modelador es un ejemplo a seguir y se diferenció de los “teóricos” de la conducta humana. Con frecuencia, las teorías de la mente se aplican a personas en situaciones reales con una total desconexión con lo que ellas realmente están experimentando. Una teoría de la mente debería ajustarse a los hechos y no dictar cómo deberían ser. Erickson demostró que los patrones de conducta podían llegar a ser comprendidos a partir del modelado de las conductas reales.

John McWhirter modeló a Erickson y aprovechó su legado, junto con el de muchos otros grandes pensadores, científicos y artistas, para desarrollar la metodología DBM® y así poder poner a disposición de todos la “magia” de la hipnosis-terapia Ericksoniana y de entender al ser humano, siendo humanos.

Finalmente, si nos damos cuenta de que todos somos modeladores naturales, de que todos le estamos continuamente dando sentido a la experiencia, a la realidad, y de que necesitamos/queremos darle sentido a nuestras vidas y al mundo en el que vivimos, entonces nos surgen una serie de preguntas: ¿cómo lo estamos haciendo? ¿Algunas de las dificultades vitales son el resultado de tener modelos inadecuados o de modelar ineficazmente? En caso afirmativo, ¿cómo podemos re-modelar y aprender a usar mejor nuestros modelos mentales? ¿Cómo podríamos auto-gestionarnos para vivir vidas cada vez más exitosas, significativas y felices y para contribuir a que otros también vivan con más calidad y en un mundo mejor?

(Agustín Guenzatti impartirá en Alicante un “Taller de Introducción a la Hipnosis Ericksoniana” .

¡Inscripciones abiertas!

PRÓXIMO SEMINARIO EN ALICANTE - Introducción a la HIPNOSIS ERICKSONIANA

FECHA: sábado 25 y domingo 26 de marzo de 2017

Posted on 17 febrero, 2016 in Practitioner en PNL Remodelada con DBM®

Share the Story

Back to Top