Modelando el mundo

Desarrollo, Sensibilidad y Distinciones

Durante cientos de miles de años de evolución los Seres Humanos nos fuimos equipando para cazar y recoger y responder al entorno en el que dichas actividades se llevaban a cabo. Las familias eran unidades pequeñas con poco contacto con grupos grandes de otros humanos. Las sensibilidades que surgieron en aquel entorno social relativamente sencillo y estable no nos preparan para nuestra cultura moderna y las relaciones sociales complejas.

Nuestra cultura moderna es relativamente nueva, desde los 10,000 años aproximadamente que llevan existiendo los grupos grandes hasta los pocos siglos que llevan las culturas grandes y tecnológicamente avanzadas. Las sensibilidades apropiadas, por tanto, no han tenido tiempo para evolucionar plenamente. Aún necesitamos aprender a qué responder y qué podemos ignorar con seguridad en este entorno radicalmente nuevo. Una sensibilidad aumentada proporciona la ventaja de ser conscientes de antemano de lo que sucede, los beneficios en potencia y también los posibles peligros. Nuestra necesidad de conocer las respuestas y ánimos sutiles de otros – con frecuencia con muy poco contacto – es mucho mayor en los sistemas sociales complejos. Una sensibilidad empobrecida puede limitar nuestra efectividad social. Una sensibilidad excesiva puede conducir a sobrecarga y stress. No saber cómo responder a lo que vamos notando también puede crear niveles altos de stress.

Algunas personas disponen de una sensibilidad sensorial naturalmente mayor que otras – por ejemplo a la luz, al sonido al tacto, al olfato o sabor. Sin embargo, las sensibilidades sociales relevantes a la era moderna son mucho más complejas y es necesario aprenderlas. Algunas personas desarrollan altos niveles de sensibilidad y consiguen grandes beneficios de ello. Otras encuentran difícil manejarlo y acaban sufriendo por no entender lo que perciben y no saber qué hacer con ello. Otras sufren por no desarrollar sensibilidades efectivas.

Mediante el Developmental Behavioural Modelling (DBM®) – Modelado DBM -podemos identificar las sensibilidades más efectivas y maneras de utilizarlas y hacerlas disponibles para que todo el mundo las pueda aprender y desarrollar.

Con DBM,  hemos modelado estas sensibilidades efectivas para nuestra cultura moderna. En los cursos DBM, los participantes exploran como funciona la sensibilidad. A partir de esta exploración los participantes desarrollan su sensibilidad actual y aprenden sensibilidades nuevas. Tambien se aprenden maneras efectivas de manejar o gestionar la sensibilidad añadida.

Entonces los participantes las aplican y disfrutan de los beneficios de tener más del mundo disponible y el consiguiente aumento en la calidad de vida que puede venir de mayor sensibilidad a la misma.

Hay muchos diferentes tipos de sensibilidad – todas ellas muy relevantes para la práctica profesional de consultoría, psicoterapia, coaching, counselling y otros tipos de intervención – modelados y enseñados con DBM incluyen:

 

  • Sensibilidad Sensorial
  • Sensibilidad Pasiva y Activa
  • Sensibilidad del Cuerpo de la Mente
  • Sensibilidad Emocional
  • Sensibilidad Estructural
  • Sensibilidad Funcional
  • Sensibilidad Relacional
  • Sensibilidad Sistémica
  • Sensibilidad Desarrollativa
  • Sensibilidad Intelectual
  • Sensibilidad Creativa
  • Sensibilidad “allende” (incluyendo lo que con frecuencia se etiqueta como “espiritualidad”)
Back to Top